Tiempo de lectura: 3 minutos

La rama del diseño que se encarga de crear la interfaz está en constante evolución, transformándose y adaptándose a las necesidades del usuario, siendo así innovadores y creativos con dinámicas que pueden sufrir rápidos cambios por cómo avanza la tecnología.

Enfocados en crear una combinación perfecta entre la narrativa y la usabilidad, para que la experiencia del usuario sea algo memorable y placentero, que de ganas de seguir navegando por la web pero que también el objetivo que se tenga se pueda alcanzar fácilmente sin ser una experiencia tediosa.

Es un trabajo en equipo. No se llega a buen resultado trabajando cada uno por su lado, lograr en conjunto lo estático con lo operativo, desarrollando ideas y conceptos, habiendo una buena relación de idas y vueltas con los desarrolladores hace un trabajo mejor aún.

A continuación les contaremos las tendencias más fuertes de la actualidad en el diseño web:

Colores brillantes

En cuanto a los colores dan un idea futurista, colores que no están en la naturaleza, brillantes, artificiales, saturados y llamativos. Que llaman mucho la atención en conjunto con las leves sombras y degradados. Estas paletas más vivas suelen ser igualmente acotadas y en conjunto con el negro o el color blanco, haciendo que resalten aún más, pero sin volver loco al usuario con miles de colores diferentes.

Minimalismo

Lo más importante termina siendo la claridad en la interfaz, y sin llegar a la exageración de quitar todos los elementos, es dejar solo los adecuados en lugares adecuados, sin decoraciones que no cumplen ninguna función y solo estorban la visión. Diseños más limpios, y con aire que permiten encontrar todo rápidamente.

Tamaños enormes

Las tipografías a gran escala y los videos en el inicio que ocupan toda la pantalla es un fuerte también. Fuentes claras, sin serif, pesadas, diferentes o de gran tamaño junto a misceláneas delicadas y finas generando un contraste donde conviven muy bien. Sin muchos elementos que desvíen la atención, sino algo que impacte ni bien se lo ve.

Dark Mode

El modo oscuro es un recurso implementado como variable o que el fondo sea negro en todo momento, ya que las largas horas en las que estamos con las pantallas nos terminan dañando la vista. Además le da un toque sofisticado y distinguido, mejora la estética dándole un aspecto tecnológico y moderno. Mejora la visibilidad y el contraste con el uso de los colores brillantes

Fusión entre lo 2D y 3D

Además de los colores como hablamos antes, hay una combinación entre lo 2d y 3d que interactúa muy bien. Formas y letras planas con objetos que parece que salen de la pantalla de lo realista que puede llegar a ser. Gracias a los avances de la tecnología es más fácil de incorporar estos efectos sin que tarden una eternidad en cargar, y es un recurso que genera un gran asombro en el usuario.

Superposición

Un recurso muy utilizado y que se lleva todas las miradas es la superposición de elementos, ya sea tipografía, fotos o ambas cosas combinadas. Aunque parece un método sin una grilla y un poco descontrolado por detrás está todo medido, compensado y estructurado. Gracias a este recurso se puede dar la misma impresión de 3D, con elementos flotantes y sombras suaves, logrando esa profundidad de una manera más sencilla.

Pequeñas animaciones

Sumar algo atractivo, como los pequeños gifs o animaciones sencillas que aparecen mientras se navega o cuando pasas el cursor por encima de algún elemento, genera sorpresa y agrado en el usuario.

Finalmente, lo más importante es que aunque haya constantes cambios, el objetivo siempre es apelar a un diseño más emocional, orientado y enfocado en el usuario, a sus necesidades y deseos. Que recuerde lo que vio como algo agradable, sorprendente y fácil de navegarlo por sobre todas las cosas.

Categorías: Software

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *